Trucos para maquillar pomulos

Trucos para maquillar pómulos. Cuando van pasando los años, nuestro rostro comienza a cambiar y por el efecto de gravedad los pómulos comienzan a desaparecer, perdiendo la frescura de las facciones.

Para ayudar a disimular este problema es saber como aplicar con algunas técnicas sencillas el maquillaje y se vea más joven y natural.

image Debes tener en cuenta que cuando aplicas un color oscuro, hundes o disimulas esa zona y cuando aplicas un tono claro y/o nacarado, resaltas e iluminas esa zona.

Se pueden hacer muchos tipos de correcciones; para el automaquillaje las que te vamos a enseñar son las más sencillas y fáciles de realizar en tu maquillaje diario.

CORRECCIONES

Rostro redondo. El color se utiliza para alargar, aplicado en forma de triángulo cuyos ángulos son la sien, el lóbulo de la oreja y el centro de la mejilla. Con gestos circulares, colorear

tenuemente el centro de las mejillas y la punta de la barbilla con el tono claro y difuminar bien el oscuro en la mandíbula inferior, las sienes y el nacimiento del pelo ya que al sombrear los lados se reduce ópticamente la redondez de la cara.

image

Rostro cuadrado. Se aplica el color horizontalmente, desde la nariz hasta la oreja, dando un toque claro sobre los pómulos y uno oscuro en la raíz del pelo y sobre los maxilares si éstos son prominentes.image

Rostro alargado. Extender horizontalmente bajo los ojos, a la altura de las aletas de la nariz y difuminándolo hacia las sienes. Los tonos deben ser discretos y la aplicación ligera y degradada para que el colorete sea apenas perceptible.

image

Rostro ovalado. Generalmente, no precisa ninguna corrección especial. Se debe delimitar los contornos con el tono oscuro y aplicar el tono claro en el centro de las mejillas para dar aspecto saludable.image

Rostro triangular. Para corregir una frente demasiado ancha aplicar el tono oscuro en el nacimiento del pelo; efectuando movimientos semicirculares con la curva abierta hacia el interior; el tono claro se aplica en lo alto de los pómulos, cerca de los ojos y justo debajo un toque oscuro bien difuminado.

COLORES

Hay que elegir cuidadosamente el tono del colorete, en armonía con el resto del maquillaje y, sobre todo, con el color de la barra de labios. Se deben evitar los contrastes; por ejemplo, un colorete naranja (armonía dorada) y unos labios rojo grosella (armonía azul), y mantener todos los tonos dentro de la misma familia; sólo el rojo-rojo puede infringir esta regla, ya que armoniza con ambas. En segundo lugar debe aproximarse lo más posible a la carnación natural para evitar un efecto artificial. También se pueden superponer varios colores, con la condición de que pertenezcan a la misma armonía y de que se difunden al máximo y no haya demarcaciones entre ellos.

TIPOS DE CUTIS

  • Cutis claros: rosa, melocotón, palo de rosa y rojo uva. Se deben evitar los marrones y naranjas.
  • Cutis mates: albaricoque, coral, marrón rojizo y dorado. Se deben evitar los tonos rosas y los muy oscuros.
  • Cutis rosados: borgoña y burdeos.
  • Cutis bronceados: el tono más parecido al de la piel; se puede sustituir el colorete por polvos bronceadores.
  • Pelirrojas: tonos cálidos como el marrón, beige o naranja.

COLORES

  • Rosa: favorecedor con luz eléctrica, es muy luminoso por la noche. Aclara los cutis átonos y realza cualquier maquillaje.
  • Marrón: sombrea los volúmenes, especialmente debajo de los pómulos y en las zonas prominentes de la mandíbula inferior, pero acusa también la dureza del rostro.
  • Rosa nacarado: aconsejado sólo para maquillajes de grandes ocasiones, aplicado en pequeños toques en la arcada de las cejas, las sienes y los lóbulos, proporciona buena cara.

Te recomiendo visitar los siguientes artículos:

Deja un Comentario

Leer más
Cómo lograr un bonito maquillaje de ojos

Las mujeres son de por sí espontáneas y expresivas en todo momento, pero existen algunas formas de acentuar esta tendencia...

Cerrar