Guía Esencial para Aprender a Maquillarse Correctamente

Cada vez el maquillaje se está empezando a considerar por más personas como un arte. Se trata de saber muy bien combinar y jugar con los colores y las texturas sobre la cara de una persona. Se trata de cambiar la expresión de la misma o de resaltar sus rasgos más atractivos. El maquillaje es algo que no es difícil de aprender, pero que requiere de mucha paciencia y práctica, principalmente si se desea dominarlo. Asimismo se debe siempre tener presente que el mejor maquillaje es el que no se nota.

Muchas mujeres en la actualidad se preguntan ¿cómo aprender a maquillarse de forma correcta? Si eres una de ellas no dejes de ver la siguiente información que te voy a dar porque aprenderás a maquillarte correctamente.

Preparación de la Piel Para el Maquillaje

Para que tu maquillaje sea prolijo, tenga un bonito efecto visual y dure mucho tiempo no puedes pasar por alto un paso muy importante: la preparación de la piel. Es el primer paso que debe hacer antes de empezar cualquier maquillaje para que este luzca natural y fresco. A continuación el paso a paso para que aprendas a preparar tu piel para el maquillaje.

Imagen: chica lavándose el rostro.

1.- Limpieza:

Es importante que limpies la piel de tu rostro antes de aplicar el maquillaje, ya que maquillar sobre una piel sucia es como pintar sobre un lienzo utilizado. El proceso de limpieza también es una oportunidad para activar la circulación sanguínea en tu rostro. Aplica una crema o una leche limpiadora especial para el tipo de piel que tienes, haciendo movimiento circulares utilizando la yema de los dedos, o utilizando un pedazo de algodón o una esponja especial para esto. Si utilizas una esponja mantenla bien limpia para evitar el desarrollo de las bacterias.

Una vez a la semana te recomiendo que te hagas una exfoliación de tu rostro del siguiente modo: coge seis fresas y licúalas en un poquito de agua. Posteriormente añade una cucharadita de azúcar a la mezcla, luego aplícala sobre tu rostro y cuello para limpiarlo de impurezas.

2.- Tonifica tu piel:

Ahora debes retirar los restos de maquillaje e impurezas, utilizando un tónico. Pues este ayudara a cerrar los poros y a tonificar tu piel. Pero recuerda que este no contenga alcohol ya que el alcohol reseca la piel.

3.- Hidrata tu piel:

Este es paso también es importante ya que si la piel está muy bien hidrata, lucirá mucho más joven y descansada. Asimismo el maquillaje lucirá mucho mejor y durará más tiempo. Es importante que optes por una crema hidratante apropiada para el tipo de piel que tienes.

Procedimiento: empieza por la base del cuello, desliza tus dedos en modo ascendente hasta la mandíbula. Usando las dos manos, sigue desde el mentón hacia las ojeras, luego desde los lados de la nariz hacia la parte de la sien. Luego en la frente, deslizando del mismo modo desde el entrecejo hacia los lados, y hasta la línea del pelo.

4.- Hidrata tus ojos:

La zona alrededor de los ojos es una zona bastante delicada que debe tratarse con mucho cuidado. Utiliza todos los días luego del hidratante un buen producto de contorno de ojos para brindarle una extra hidratación y firmeza. Usa la yema de tu dedo anular para aplicar este producto con ligeros toquecitos.

5.- Aplica anti-solar:

Es importante que apliques anti-solar todos los días salgas o no de tu hogar, este es un paso clave para garantizar una piel saludable por años. Te recomiendo utilizar un factor de protección solar mínimo de 50.

Depilación de Cejas

Imagen: chica depilándose las cejas.

Es importante porque una ceja sin depilar o mal depilada puede cambiar completamente una mirada. En tu hogar puedes depilar tus cejas utilizando pinza y tijera de cejas. Recuerda que es mejor dejar pelos extra o largos que sacar más de la cuenta o córtalos muy pequeños. Las cejas muy finas no son las mejores para la mayoría de las mujeres especialmente luego de los 30 años.


Aprende a depilar las cejas paso a paso en el siguiente artículo: depilación de cejas.


 

Productos Fundamentales Para un Maquillaje Correcto

Los productos que te daré a continuación son los que todas nosotras debes tener en el porta cosméticos:

  • Una base de maquillaje.
  • Un corrector.
  • Polvos compactos o sueltos.
  • Sombras de ojos de diferentes colores
  • Un delineador color negro o marrón.
  • Una máscara de pestañas o rímel.
  • Un rubor.
  • Un delineador de labios.
  • Un Brillo labial.
  • Pinceles.
  • Una esponja de látex.

1.- La base de Maquillaje:

Hay diferentes tipos de bases de maquillaje: compactas, al aceite y liquidas. La función principal de este producto de maquillaje es emparejar el tono de la piel y cubrir las manchas y granitos. Si tienes la piel seca debes elegir una base cremosa, si tienes la piel muy sensible elige una base que sea hipoalergénica, y si en cambio tienes la pie grasa elige una oil free.

El color de la base de maquillaje debe ser igual al color natural de la piel de tu rostro. Jamás se debe aplicar un color más claro o más oscuro. Para hallar el que más te favorece debes aplicar tres tiras de distintos tonos en la mejilla o en la mandíbula, la que se confunda con tu piel es la apropiada.

¿Cómo aplica la base?

Es muy sencillo de aplicar. Primero se debe embeber un pince u hisopo en la base de maquillaje y distribuir por todo el rostro de modo parejo. Posteriormente tendrás que difuminar bien con la esponja de látex (las puedes encontrar en cualquier perfumería), hasta llegar al cuello para que no parezca que se tiene puesta una máscara. En el caso de que la piel tenga varias imperfecciones, se retira el exceso con un tissue, dando golpes y aplicar otra capa más arriba.

Imagen: chica aplicando base de maquillaje.

2.- Corrector:

El correcto siempre después de haber aplicado la base de maquillaje. Pues este producto de maquillaje sirve para disimular e iluminar cualquier zona del rostro. Se puede ocultar las ojeras, los granos, las manchas y cualquier imperfección que se tenga en el rostro. El color tiene que ser un tono más clarito que la base.

¿Cómo aplicar el corrector?

Distribuye el corrector con un pince las partes que quieres ocultar. Para lograr que penetre muy bien se tiene que difuminar con la yema de los dedos dando golpes suaves. Si tienes ojeras oscuras, retira el exceso con el tissue y aplica otra capa.

3.- Polvos:

Hay dos tipos de polvos: compactos y sueltos (volátiles). Los compactos son excelentes para hacer retoques cuando se está fuera del hogar y se controlan mucho mejor. Los sueltos son excelentes para usar en el hogar, pero no resultan utilices para transportar.

La función del polvo es fija la base de maquillaje y quitar el brillo del rostro. El color tiene que ser lo más semejante posible al de la base. Ten en cuenta siempre que los polvos  no aportan color.

¿Cómo aplicar los polvos?

Espera unos cuantos minutos para que la base de maquillaje el corrector se fijen. Posteriormente con un cisne, se da algunos golpes muy suaves hasta que los polvos no se ven más en el rostro.

4.- Rubor y correcciones con polvo:

Cada rostro es diferente y según su estructura, se sabrá cuáles son las partes que se necesita resaltar u ocultar. Para resaltar: se aclarara con un polvo neutro (puede ser rubor, sombra, polvos sueltos, etc.) que sea uno o dos tonos más claritos que el tono natural de la piel. Para ocultar o disimular: se oscurecerá con un polvo que sea dos o tres tonos más oscuros que el tono natural de la piel.

Tipos de correcciones según la estructura del Rostro:

– Rostro redondo: se tendrá que oscurecer el hueso del pómulo en modo diagonal, y se tendrá que resaltar el mentón, el centro de la frente y sobre los pómulos. El rubor se tendrá que aplicar sobre la corrección oscura.

Imagen: rostro redondo.

– Rostro cuadrado: se tendrá que oscurecer la mandíbula y costados del nacimiento del cabello. El rubor se tendrá que aplicar el hueso en modo horizontal.

Imagen: rostro cuadrado.

– Rostro alargado: se tendrá que oscurecer el mentón y el nacimiento del cabello. Se resaltara las mandíbulas. El rubor se tendrá que aplicar justo en el centro del cachete.

Imagen: rostro cuadrado.

– Rostro triangular: se tendrá que oscurecer el mentón y costados del nacimiento del cabello. Se aclara las mandíbulas. El rubor se tendrá que aplicar sobre los pómulos.

Imagen: rostro triangular.

5.- Maquillaje de ojos:

Los ojos son la zona más importante del rostro, lo que atrae y llama más la atención. Para maquillarlos se necesita lo siguiente:

– Sombras: opta por un dúo de sombras intermedia y oscura de la misma gama de color, y una aparte de tono nude o tono piel. Recuerda siempre que tiene que haber una armonía entre las prendas que se lleva puesta y el maquillaje.

– Delineador: el delineador el encargado de dar definición al ojo. Puede ser de color negro o de color marrón, de acuerdo al gusto de cada persona.

– Máscara de pestañas o rímel: hay máscaras de pestañas para alargar, para dar volumen, a prueba de agua, etc., opta por la que más se adapte a tus necesidades.

Pasos para hacer el maquillaje de ojos:

1.- Con la sombra de ojos color piel o color nude vas a cubrir toda la superficie del párpado.

2.- Ahora vas a delinear el contorno del párpado superior y difumina la línea con una sombra oscura continuando hasta llegar el pliegue del parpado.

Imagen: chica delineándose.

3.- También tendrás que delinear la línea de pestañas del párpado inferior con la sombra oscura y difumina bien con un hisopo para que se adquiera mucho mejor.

4.- Ahora tendrás que esfumar la sombra intermedia en todo el párpado móvil.

5.- Luego tienes que difuminar la sombra oscura en la profundidad del ojo y baja hacia la línea de contorno formando una V invertida.

6.- Aplica la sombra bien clara en el hueso de las cejas y no olvides difuminar, puesto sirve para una mejor luminosidad a la mirada.

7.- Ahora es momento de aplicar la máscara de pestañas o también conocida como rímel tanto en las pestañas superiores como en las inferiores en movimientos zigzag para que no forme grumos. Recuerda que lo recomendable es aplicar dos capas de rímel en las pestañas superiores y una capa en las pestañas inferiores. Y no olvides de peinarlas al final.


Más consejos de maquillaje de ojos puedes ver en el siguiente artículo: como pintarse los ojos.


 

5.- Maquillaje de labios:

Primero se tiene que hidratar los labios, y luego delinear todo el contorno con un lápiz delineador. Posteriormente rellenar los labios con un labial (de un tono semejante al delineador), aprieta los labios en un papel tissue para retirar todo el exceso y nuevamente vuelve a rellenar. Y por último se aplicar un poco de brillo labial.

Para afinar los labios: se cubren los bordes con base de maquillaje y se delinea un milímetro por dentro de los labios.

Para dar volumen los labios: se utiliza un lápiz color natural y se sigue la forma del labio un milímetro más arriba.

Recuerda que puedes combinar diferentes labiales para conseguir distintos colores.  Si deseas que el labial dure mucho más tiempo, antes de rellenar la boca con el labial tienes que hacerlo con el delineador.

Imagen: chica aplicando labial.

Deja un Comentario

Leer más
Maquillaje de ojos de noche

Primeramente para un maquillaje de ojos de noche tienes que preparar la piel con un producto que permita hidratar la...

Cerrar