Mascarillas Faciales

Las mascarillas faciales son los productos faciales cosmetológicos que ayudan a limpiar profundamente el rostro y lograr embellecer la piel de manera casi instantánea. Sus resultados no se pueden obtener con ningún otro tipo de cosmético, ya que ellas limpian, cuidan, tensan, refrescan la piel y mejorar su circulación a la vez.

Las mascarillas son una pasta que se adhiere al rostro, aislándose del medio ambiente y elevando su temperatura normal, de esta manera la grasa del cutis aflora y al retirarse la mascarilla se lleva consigo las secreciones sebáceas de la piel dejando  los poros de la epidermis totalmente limpios de grasa e impurezas.

Preparaciones preliminares

La aplicación de las mascarillas debe realizarse sobre la piel previamente lavada con agua y jabón, colocando la mascarilla sobre la superficie del rostro, pero dejando libre la zona de la boca y el contorno de los ojos, zonas que deben ser cubiertas con algodones mojados en infusión de manzanilla.

Luego de retirar la mascarilla, enjugando con agua fría, se recomienda aplicar una crema astringente carenta de alcohol y luego una misma cantidad de crema hidratante.

mascarilla-para-limpiar-la-piel

Tipos de mascarillas exfoliadoras o limpiadoras

Se aplican con cepillos faciales y forman sobre la piel una capa que se caracteriza por tener sustancias químicas en forma de granitos que raspan y eliminan de la superficie cutánea las células muertas y el exceso de células corneas. Este tipo de mascarilla solo debe aplicarse una vez por semana en pieles normales o ligeramente grasas, y en pieles sensibles cada quince o veinte días.

Las mascarillas exfoliadoras deben retirarse con abundante agua tibia, en seguida se realiza un ligero masaje manual por el rostro con los dedos, de abajo hacia arriba, luego del cual el cutis se torneara un tanto rosáceo como consecuencia de que ha mejorado la circulación sanguínea.

mascarillas-para-las-manchas-de-la-cara2

Refrescantes e hidratantes

Se representan en forma de crema, gel o espuma. Se aplican con la yema de los dedos, se dejan actuar y se retiran integradas como si fueran una costra. Su objetivo es tonificar la piel cansada y mantener la humedad cutánea. Luego de su uso, la piel toma un aspecto tenso y fresco, despareciendo por una hora las arrugas superficiales.

Contra las impurezas

Este tipo de mascarilla mejorara notablemente la circulación sanguínea, calmando y desinfectando las zonas afectadas por el acné. Las mascarillas contra las impurezas son elaboradas a base de barro y tierras medicinales, las que forman una capa compacta sobre la piel que no permite la salida del calor durante una hora. El calor dilata las arterias, aumentando el oxígeno que fluya el rostro a través de la sangre y de esta manera se eliminara las impurezas.

La piel se limpia por medios propios, es decir, a través del sistema linfático y las venas. Es necesario tener en cuenta que cada tipo de piel exige una mascarilla apropiada que solucione sus problemas. No se le ocurre utilizar una mascarilla que no corresponda a su tipo de cutis.

como-hacer-una-mascarilla-facial

También te Recomiendo Ingresar a:

Deja un Comentario

Leer más
Alimentos Para Tener una Piel sin Impurezas

Hay muchos remedios, suplementos y terapias que ayudan a eliminar las toxinas que se acumulan en la piel en forma...

Cerrar